METODOS QUIMICOS PARA EL ANALISIS
DE SUELOS Y FOLIARES




Dr. Washington Padilla G. Ph.D.


Debido a que los iones presentes en la superficie radicular han tenido su origen en el suelo y en el intercambio existente entre éste y su solución, es necesario utilizar una solución extractora que sea capaz de estimar la capacidad del suelo para suplir estos nutrientes a la planta.

AGROBIOLAB Cía. Ltda., utiliza la solución extractora, que luego de muchos años de estudio e investigación en el país, ha sido determinada como la más idónea para la determinación de los diferentes elementos nutritivos en los suelos del Ecuador, que por su origen poseen características muy especiales.

Esta solución extrae la cantidad de nutrientes de una manera similar a la que harían las raíces de las plantas en un medio-ambiente equilibrado.

Este extractante ha sido evaluado por medio de estudios de correlación entre la cantidad de nutriente absorbido y la cantidad de nutriente extraído del suelo por varios cultivos.

El extractante químico es parte esencial del análisis de suelo y la confiabilidad del mismo depende de la eficiencia de éste.

Los estudios de correlación realizados en el Ecuador, hasta el momento, han demostrado que la solución extractora de Olsen modificada, compuesta por bicarbonato de sodio, EDTA y un defloculador, ajustada a un pH de 8.5 con NaOH 10 N, ha alcanzado grados altos de correlación con las respuestas de las plantas, en los diferentes elementos que son analizados en el extracto de suelo, razón por la cual este extractante está actualmente siendo usado en Agrobiolab.

Cada uno de los elementos o propiedades químicas del suelo, son analizados utilizando los procedimientos más adecuados y tecnología de punta en lo relacionado a equipos y materiales.

A continuación se da a conocer en forma sintética la metodología utilizada por el laboratorio
Agrobiolab Cía. Ltda.

ANALISIS DE SUELOS

El nitrógeno se encuentra en el suelo en forma orgánica e inorgánica y por lo tanto, dependiendo del cultivo y de la intensidad en el manejo del mismo, se indica cuál forma de nitrógeno es la más adecuada para ser determinada.

Para el caso del cultivo del banano en el cual la acumulación de materia orgánica es constante, la determinación de ésta es un buen indicador del contenido del nitrógeno en el suelo y la correlación existente con el rendimiento en campo, es bastante adecuada; la determinación de otras formas de nitrógeno, son consideradas como referenciales.

Por otra parte si el cultivo es intensivo como en el caso de flores y hortalizas, la dinámica del nitrógeno en forma nítrica y amoniacal es de mucha importancia, o si la zona de donde provienen los suelos es de baja pluviosidad, la forma nítrica es la de mayor consideración para su análisis.

La materia orgánica se la determina por medio del proceso de oxidación reducción causada por el dicromato de potasio y el ácido sulfúrico, para valorar el exceso de ácido crómico por retroceso con disolución de una sal ferrosa.

La determinación del nitrógeno nítrico (NO3), es relativamente nueva, pero se ha extendido muy rápidamente en varias zonas, especialmente en las que tienen regímenes de lluvia insuficientes, para predecir los requerimientos de nitrógeno tanto para cultivos tradicionales como para cultivos intensivos realizados bajo condiciones controladas de invernadero, o que utilizan sistemas de riego por microaspersión o goteo.

La determinación de los nitratos es realizada en el laboratorio Agrobiolab, mediante el método del ácido sulfónico.

La determinación del nitrógeno amoniacal se la realiza mediante la extracción con bicarbonato de sodio y la adición de fenol básico y cloretol para desarrollar el color necesario para determinar su absorbancia en un colorímetro en una longitud de onda de 630 nanómetros.

Para la determinación de fósforo en el suelo, Agrobiolab utiliza el extractante bicarbonato de sodio a un pH de 8.5, el mismo que ha sido calibrado y correlacionado con muchos cultivos, entre los que se cuenta al banano, y en la diferentes zonas del Ecuador. Es importante considerar que los suelos ecuatorianos, en un alto porcentaje, presentan contenidos altos de calcio, lo cual hace que el ión bicarbonato (HCO3) actúe precipitando el calcio soluble como CaCO3, permitiendo la liberación del fósforo de los compuestos Ca-P.

Por otra parte al tener la solución un pH de 8.5, permite la hidrólisis de los compuestos A1-P y Fe-P y permite la disolución del A1 y Fe, dejando libre al P para su determinación.

El resto del proceso es colorimétrico mediante el uso del tartrato doble de potasio y antimonio y del molibdato de amonio en combinación con la solución del ácido ascórbico. La concentración es leída en un colorímetro con una longitud de onda de 680 nanómetros.

Los cationes potasio, calcio y magnesio, son también extraídos con la solución bicarbonato de sodio para luego ser determinados por absorción atómica dentro de los rangos adecuados.

Agrobiolab Cía. Ltda., cuenta con uno de los modelos mas actualizados de Espectrofotometria de Absorción Atómica, completamente computarizado para la determinacion de todos los elementos de carga positiva conocidos como cationes.

Los micronutrientes cobre, hierro, manganeso y cinc, son extraídos por un agente quelatante EDTA, que es adicionado a la misma solución extractora de bicarbonato de sodio, para luego ser determinados por Absorción Atómica.

El azufre y el boro son extraídos mediante la solución de fosfato de calcio. El método turbidimétrico es utilizado para el azufre determinándolo como sulfato de bario en un colorímetro con una longitud de onda de 420 nanómetros.

El boro es determinado mediante el método de la curcumina y leído su absorbancia en un colorímetro con una longitud de onda de 555 nanómetros.

El pH del suelo se determina en una relación suelo agua de 1:2.5, mediante potenciometría. Por pedido y en condiciones especiales el pH se determina haciendo uso de una sal neutra de cloruro de potasio.

Cuando el pH es inferior a 5.5, la determinación de la acidez intercambiable, es inminente, para poder predecir las cantidades de cal como carbonato de calcio a ser aplicada como correctivo.

La acidez de intercambio se determina por titulación en una alícuota del extracto de cloruro de potasio
1 N, y haciendo uso de fenolftaleina como indicador, se titula con una solución de NaOH 0.01 N.

En suelos con altas concentraciones de sales o que reciben altas cantidades de fertilizantes, se realiza la determinación de la conductividad eléctrica, la misma que se la realiza en un extracto de agua en pasta saturada con el suelo. El uso del puente de salinidad de Wheatstone es el instrumento utilizado para su análisis.

Los niveles críticos y valores para la calificación como bajos, medios y altos, han sido obtenidos en base de muchos estudios de correlación realizados por organismos estatales y privados, en diferentes zonas y suelos del Ecuador.

ANALISIS FOLIAR

El análisis foliar asume que la parte de la planta muestreada (generalmente la hoja) es el órgano que refleja el estado nutricional de la planta y que existe una relación estrecha y directa entre el suplemento de nutrientes (suelo y/o fertilizantes) y el rendimiento, entre el suplemento y la concentración de elementos en las hojas y entre la concentración en las hojas y el rendimiento.

El análisis foliar es una excelente herramienta de diagnóstico que permite determinar qué elemento (s) se encuentra (n), por debajo o por encima de la concentración óptima para el crecimiento normal del cultivo y por lo tanto requiere de la información del análisis de suelo para saber las deficiencias o desbalances de los elementos existentes en el mismo para hacer un correctivo adecuado de ellos.

Agrobiolab Cía. Ltda., utiliza el proceso de mineralización húmeda haciendo uso de la mezcla ácida nítrico perclórica en una relación 5:1, para el análisis de fósforo, potasio, calcio, magnesio, azufre, boro, cobre, hierro, manganeso y cinc.

El nitrógeno es analizado por el procedimiento Kjeldhal, utilizando una mezcla de ácido sulfúrico y sulfato de potasio con un catalizador a base de cobre. El equipo utilizado para este procedimiento es el Kjeltec de fabricación suiza.

La determinación de potasio, calcio, magnesio y sodio se la realiza en una alícuota del filtrado añadiendo agua y una solución de lantano, para evitar las interferencias, en absorción atómica.

Los microelementos cobre, hierro, manganeso y cinc, se los determina también por absorción atómica en el concentrado directo con solo la adición de la solución de lantano al 1%.

Para el azufre el filtrado es preparado con una solución turbidimétrica, para determinarla por colorimetría con una longitud de onda de 535 nanómetros.

El fósforo se determina colorimétricamente a una longitud de onda de 680 nanómetros en una solución ácida de molibdato de amonio.

Para boro el laboratorio utiliza el método de la curcumina, ácido sulfúrico y metanol, para determinarlo colorimétricamente en una longitud de onda de 555 nanómetros.

Los niveles críticos y los valores para la calificación de bajos, medios y altos han sido ajustados por Agrobiolab, en base a las respuestas de los diferentes cultivos a las aplicaciones y los fertilizantes recomendados por nuestro departamento técnico en las diferentes zonas del país.

volver arriba